Páginas

Datos personales

Mi foto
Cinéfilo, no tan seriéfilo. Seguidor de Gosho Aoyama, Sherlock Holmes, Ace Attorney, Profesor Layton, GoT, 60's, The Beatles y Disney.

Traduce el blog

domingo, 6 de junio de 2010

El "encantador" instituto


M
iré la hora, las ocho y veintisiete, cogí mi cartera pero antes metí el libro del que habló ese señor, salí corriendo de casa, me tropecé con una viejecita que iba por la acera, la ayudé a levantarse y le pedí disculpas, después seguí corriendo, toda la gente me miraba y no sabía por qué, llegué al instituto cansadísimo, sudando, miré la hora de mi reloj de pulsera, las ocho y treinta y uno, subí rapidísimamente las escalera y no sabéis la mala suerte que tuve, ese día era lunes y todos los lunes tengo sociales a primera hora, el profesor llega cinco minutos  antes y yo llegué un minuto más tarde y como no el profesor me puso el merecido retraso. “Si no hubiera seguido a ese pequeñajo no me hubiera ocurrido esto”, pensé.

         Justo cuando entré en la clase todos re reían de mi, hasta el profesor, que vergüenza, me miré la ropa que llevaba, el pijama, me puse colorado, demasiado colorado, le pedí al profesor si podía ir a mi casa a cambiarme pero en ese momento, en ese dichoso momento mi madre, Agatha,  entró con la ropa de deporte y en primer lugar mis calzoncillos, no pude aguantar esa humillación, cogí rápidamente la ropa y me fui para el baño, me cambié, le di el pijama a mi madre y se marchó, por fin.

         Me senté y presté la máxima atención, es decir, ninguna, me aburría un montón, la mayoría de la clase estaba bostezando y solo cuatro gatos prestaban atención, al final el timbre sonó y el profesor se fue, la asignatura que seguía a esta era naturales, otra vez bostezando o mandando notitas, lo que sea por no aburrirse. En el intercambio de clase me puse a leer el tal Libro Secreto, si tenía que cumplir una misión debía de enterarme de que iba, cuando abrí el libro una luz blanca resplandeciente iluminó toda la clase, cuando desapareció no había nadie solo Mariam y yo, Mariam es la chica que me gusta, ella me miró, yo la miré, nos levantamos de los asiento y cuando nos disponíamos a darnos las manos todo mi alrededor se volvió negro.

1 comentario:

  1. :O Ooooooh, esto se pone interesante.

    (Tranquilo, Rick, mi profesor de historia tambien es asi de cabrón conmigo T___T)

    Y lo de quedarte a solas con Mariam... Jejeje, que listillo ¬_¬ (Es broma :P)

    ResponderEliminar